Trucos caseros para eliminar arañazos y rayones en las gafas

Incluso aunque seamos muy cuidadosos con nuestras gafas, todos podemos acabar teniendo algunos arañazos en ellas con el paso del tiempo. Si no está en la línea de visión, no suelen preocuparnos. Los problemas comienzan cuando el arañazo interfiere en la visión.

¿Lentes de Cristal o de plástico?

La primera consideración que debemos hacer es si nuestras gafas son de cristal o de plástico. Muchas gafas modernas están hechas de plásticos metálicos, como el policarbonato, para reducir el riesgo de rotura de la lente, y con el beneficio añadido de tener un peso menor que las lentes tradicionales. La mayoría de los “remedios” que vamos a proponer son para lentes de plástico, así que si quiere reparar unas lentes de cristal va a tenerlo complicado.

De hecho, muchas de las sustancias que se pueden comprar para reparar los arañazos están basadas en polímeros. Este tipo de sustancias están hechas de carbono, al igual que el plástico, por lo que cuando entran en contacto se unen y sellan las imperfecciones de la lente con efectividad. Esto no funciona en el caso del cristal, cuya única forma de ser reparado es profesional y por lo tanto puede que le resulte más económico comprar unas gafas nuevas.

  • El método de la pasta de dientes:
  • Una forma de arreglar los arañazos de las lentes de plástico es con pasta de dientes normal (no blanqueadora, para encías, etc., sino una básica) y un trapo suave y no abrasivo con el que vamos a aplicar la pasta con movimientos circulares suaves durante unos 10 minutos. Después lavamos las gafas con agua y eliminamos la pasta con otro trapo suave. Puede que no funcione bien de la primera, así que en ese caso tendríamos que repetir el proceso. Si las gafas vienen con algún recubrimiento este método funciona peor, ya que habría que quitarlo por completo con la pasta.
  • Pasta roja para pulir:
  • Es un tipo de pasta, llamada comúnmente Rouge, que usan los joyeros para trabajar con metales preciosos y conseguir un acabado y brillo perfectos. En este caso compraremos la menos abrasiva. Después tenemos que mezclar 57 gramos de amoníaco y unos dos litros de agua. Esta cantidad es más de la que necesitaremos, pero así mantenemos correctamente las proporciones. Vamos a pulir las gafas aplicando el rouge sobre el arañazo con un trapo suave, haciendo movimientos circulares. Cuando observemos que la imperfección es menos visible, usaremos la mezcla de agua y amoniaco que habíamos preparado para lavar las gafas. Después, las secaremos usando un trapo especial para limpiar gafas.

En todo caso, tenga siempre en cuenta que estos métodos pueden dañar las gafas si se aplican mal, y que en muchos casos sustituir solo la lente no es tan caro como pensamos, por lo que puede que nos merezca la pena.

Comments are closed.