¿Gafas o lentillas? – ¿Qué opción es la mejor?

El debate entre gafas y lentillas lleva muchos años en boga. Hay muchas personas que no pueden ni imaginarse usar lentillas porque no soportan la idea de “meterse el dedo en el ojo”. Otras dicen que las lentillas son lo mejor porque el campo visual que ofrecen es mucho más amplio, sin entrar en cuestiones estéticas.

Gafas y visión

Las gafas llevan en el mercado muchos años. Para ser exactos, desde el siglo VIII a. de C., momento en el que históricamente se ha reseñado que había personas que usaban esmeraldas para mejorar su visión.

Afortunadamente, a día de hoy no tenemos que usar esmeraldas. A pesar de ello, muchas personas se sienten todavía prisioneras al verse obligadas a usar gafas.

Es su día, las gafas tenían un tamaño enorme para mejorar lo máximo posible la calidad de visión. El problema era mirar a derecha e izquierda, es decir, la visión periférica, que no era muy buena. Incluso a día de hoy este problema no ha sido del todo resuelto. Las gafas son cada vez más pequeñas para estar a la moda y, por lo tanto, la superficie de visión se reduce. Mucha gente está incómoda usando gafas tan pequeñas, sobre todo cuando tienen unas cuantas dioptrías.

Lentillas y visión

Las lentillas dan la sensación de que no necesitamos corregir nuestra visión. No se notan, los demás tampoco las pueden ver salvo que miren desde muy cerca y no hay problemas con la visión periférica.

Esto es algo que ninguna gafa puede conseguir, pero como contrapartida las lentillas tienen que colocarse en contacto directo con el ojo y para muchas personas pueden resultar incómodas. A pesar de eso, la industria ha conseguido mejorar las lentes de contacto en los últimos 30 años, hasta tal punto que algunas de ellas son aptas para dormir.

Pros y contras Gafas y Lentes de Contacto

Ambas opciones tienen sus ventajas. Las lentillas presenta el problema de que no pueden corregir varias enfermedades oculares a la vez, por ejemplo, no pueden corregir el astigmatismo y la hipermetropía juntas. Hay lentillas para el astigmatismo nada más, pero no para corregir dos problemas a la vez. Sin embargo, las gafas corrigen varios defectos visuales sin ningún inconveniente.

A pesar de ello, la visión que nos proporciona una gafa no es tan perfecta como la de una lentilla. Los tamaños y colores de las cosas que vemos no son tan exactos. Sin embargo, con las lentes de contacto vemos el mundo como es en realidad. Así que no queda más remedio que tomar una decisión. Aunque nunca haya usado lentes de contacto, déles si puede una oportunidad. Después podrá tomar una decisión realmente informada.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.