¿Cómo elegir nuestras primeras gafas?

Comprar unas gafas graduadas por primera vez puede ser una tarea algo confusa. Enfrentados con todas esas monturas distintas y escuchando atentamente a la persona que nos está atendiendo, es fácil que nos sintamos algo perdidos.

Conseguir el par de gafas perfecto no es nada fácil, tanto si son para usted como para su hijo. Un par de gafas nuevo transforma nuestro aspecto, y bien elegidas pueden hacer maravillas con nuestra autoconfianza. Seguro que hay un estilo ideal para sus rasgos. Mucha gente solo tiene un par de gafas, y si usted es una de esas personas, lo ideal es que el estilo sea lo suficientemente versátil como para que sean apropiadas en toda ocasión y con ropa diferente.

Sus gafas pueden resaltar o arruinar los rasgos de los que esté más orgulloso. Tenga en cuenta eso cuando escoja una montura. Hay varias cosas que debemos considerar cuando compramos nuestras primeras gafas, y la principal es escoger una montura que nos siente bien. Para hacerlo, lo mejor es tener algunos conocimientos sobre los tipos de estructura facial básicos, para así poder reconocer cuál es el suyo. Tener una cierta idea de lo que estamos buscando antes de empezar puede ahorrarnos mucho tiempo, energía y dinero, y por supuesto muchas molestias.

Hay tres cosas que podemos buscar en una montura para conseguir que resalte nuestra cara y nuestra personalidad. La forma de la montura debe ser básicamente distinta de la forma de la cara, porque si ambas formas son similares, darán un efecto de unidad en lugar de resaltar nada. Otro consejo de los expertos es que escojamos unas monturas que tengan un tamaño en consonancia con nuestros rasgos y que hagan destacar el mejor de todos ellos.

Aunque muchos no lo crean posible, unas gafas pueden contribuir a mejorar nuestra apariencia. Si tiene los pómulos altos, puede elegir un par de gafas que tengan una forma cuadrada en la zona de las sienes. La anchura máxima de unas gafas no debería ser superior a la zona más ancha del rostro, y su tamaño tendría que estar limitado por las cejas y los pómulos. Por otra parte, unas monturas demasiado estrechas pueden hacer que sus ojos parezcan estar más cerca el uno del otro de lo que en realidad están.

El puente de las gafas también hace que la distancia entre ambos ojos parezca mayor o menor, y es capaz de camuflar la longitud y la forma de la nariz.

Así pues, ¿ya está listo para comprar su primer par de gafas? ¡Pues vaya a por ellas!


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.